Vejez y Sociedad

La vejez es un proceso tanto individual como social, que se enmarca en un contexto socio-cultural e histórico; es un hecho biológico y una construcción social, varía según el género, la historia de vida, el momento histórico, el nivel socio-económico y las estrategias de la persona para resolver situaciones cotidianas. Una vejez competente será aquella lograda a través del equilibrio de los factores biológicos, cognitivos, psicológicos y socio ambientales. El cambio poblacional es indiscutible, es lo actual y lo que como sociedad debemos afrontar “estamos envejeciendo”. Pero también debemos formular el verbo envejecer en primera persona. 

Para poder saber como será la vejez de cada individuo, se deben incorporar ingredientes como los factores de personalidad y la historia de vida particular, que son los que hacen la diferencia de cada uno de nosotros. Cada persona va construyendo su camino, la forma de llevar su vida y el manejo que realiza de su entrono a partir de la forma en la cual se relaciona con los demás, cada uno en su ámbito social.  En los últimos tiempos, se ha ido trabajando desde los diferentes ámbitos, en comprender cómo la persona va armando su propio futuro, lo que de alguna forma brinda herramientas y permite participar, a fin de generar prevención y modificaciones a través de intervenciones desde el acompañamiento, educación y en los casos que sea necesario, tratamiento. 

Forma parte de las decisiones de cada uno, como individuos, el cómo se desea envejecer. Pero también es necesario que este proceso de cambio poblacional e individual sea comprendido, aceptado y acompañado desde todo punto de vista, nuestro entorno cercano y la sociedad en la que estamos inmersos. Sin generar herramientas durante el transcurso de nuestras vidas para adaptarnos a estos cambios, comprender y aceptar que forma parte de nuestro proceso vital como humanos, vamos a un fracaso seguro en el proceso de envejecimiento.

Uno de los conceptos más importantes a tener en cuenta es el de envejecimiento activo, que por definición, es el proceso en que las oportunidades de salud, participación y seguridad se optimizan, a fin de mejorar la calidad de vida de las personas a medida que envejecen. El envejecimiento activo se refiere a lograr a través de diferentes recursos, herramientas y estrategias la participación de los adultos mayores en la sociedad, de brindarles un sistema de salud integral, es la forma sana afrontar la vejez. Se relaciona con el éxito de las políticas públicas que logran brindarle al adulto mayor un lugar adecuado y satisfacer sus necesidades. Es muy difícil alcanzar todos los logros propuestos sin la intervención de políticas claras y un Estado que incluya a sus adultos mayores tanto en la toma de decisiones, como en realizar intervenciones adecuadas acorde a las necesidades poblacionales. Aplicaría el concepto a través de una visión integral de los individuos de forma bio-psico-social, lo que lleva a generar un trabajo conjunto desde las diferentes áreas que intervienen con el adulto mayor.

Según la Organización Mundial de la Salud, el envejecimiento se define como “proceso en que las oportunidades de salud, participación y seguridad se optimizan, a fin de mejorar la calidad de vida de las personas a medida que envejecen.” Es lograr que el adulto mayor a través de diferentes recursos, herramientas y estrategias formen parte activa de nuestra sociedad, es la forma sana afrontar la vejez. 

Acompañar a nuestros familiares, darles el lugar que necesitan para lograr un proceso sano, brindarles el espacio del saber por lo vivido, y lograr todos los mecanismos necesarios a fin de que los servicios, la atención y el acompañamiento no sea sólo para unos pocos.

Rosana Rebeca Glück

Médica Psiquiatra

Magister en Psicogerontología

Forgot Password

Header Ad
Header Ad